Almohadas Cervicales o Quiroprácticas. Almohadas de calidad

img

El dolor de cervicales es una de las patologías más comunes en nuestra sociedad.

La mayoría de tareas que realizamos implican tener que mantener la cabeza fija. Eso provoca que los músculos del  cuello y hombros que se encargan de soportar el peso de la cabeza y darle movilidad, al final del día estén muy cansados.

Una forma de cuidar esos músculos, ayudándolos a descansar y recuperarse durante la noche, es utilizar una almohada cervical, también llamada almohada quiropráctica.

Qué almohada cervical debo comprar.

En este cuadro se muestran las almohadas cervicales más vendidas en 2018 y las mejor valoradas por los consumidores.

 

¿Cómo se usa la almohada cervical?

Las almohadas cervicales suelen estar disponibles en diferentes tamaños y firmezas.

El primer paso que hemos de seguir para utilizarlas correctamente, es verificar que, al tumbarnos sobre ellas de lado, tanto la cabeza como el cuello deben quedar en la misma línea que la columna vertebral, de la misma manera que nos ocurre estando de pie.

En segundo lugar, cuando nos colocamos bocarriba, la cabeza ha de quedar completamente apoyada sobre la almohada cervical. Sin embargo, los hombros deben estar en el colchón.

Dormir bocabajo no resulta recomendable en ningún caso, ya que la curvatura que da soporte a las cervicales nos haría arquear el cuello con la orientación contraria.

Una buena almohada cervical incrementa el confort al dormir

Muchas veces , los problemas de sueño o insomnio se deben a no disponer de una buena almohada cómoda y transpirable.

Elegir una buena almohada quiropráctica podría ser una de esas posibles soluciones a la falta de conciliación del sueño.

Mantienen la correcta alineación del cuello y columna

A la hora de dormir para conseguir tener una buena salud cervical y prevenir lesiones, es importante mantener una  posición que favorezca la alineación natural de la columna.

Las Almohadas Cervicales ayudan a reducir los ronquidos y mejorar síntomas de apnea del sueño

Otro de los beneficios que puede aportar una buena almohada quirópráctica, además de provenir los posibles dolores de espalda y cervicales, es la mejora de los síntomas de apnea del sueño.

Los ronquidos no siempre tienen la misma causa, pero es común que se deban a una obstrucción de las vías respiratorias cuando se está acostado, sobre todo para quienes duermen boca arriba o cuando la cabeza y el cuello no tienen la inclinación adecuada.

Una almohada cervical le permite elevar la cabeza ligeramente, manteniendo el flujo de aire constante. Con esto se reducen los ronquidos y se puede ayudar a mejorar algunos síntomas de la apnea del sueño.

almohadas cervicales

Ver productos relacionados con el dolor de espalda

Tablas de inversión

Sillas Ergonómicas

Electroestimuladores

electroestimuladores para el dolor de espalda

Última actualización el 2019-05-24 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados