El dolor de espalda

/
/
/
257 Views

Causas del dolor de espalda

Introducción

La columna vertebral es una estructura anatómica  extremadamente compleja que está sujeta a grandes esfuerzos durante nuestra vida diaria  no solo derivados de esfuerzo físico si no de malas posturas tanto en el trabajo cómo en nuestra vida personal.

¿Cuáles son las principales causas del dolor de espalda?

Las causas del dolor de espalda pueden múltiples. Entre ellas, El pinzamiento de cualquiera de los nervios vinculados a la columna vertebral que circulan por nuestras extremidades, la excesiva tensión de la estructura muscular que rodea y refuerza nuestra columna, o algún problema en cualquiera de los huesos ligamentos o articulaciones conectados con la columna vertebral.

Estás causas son muchas veces difíciles de diagnosticar debido a que existe un complejo entramado de nervios circulando entre las estructuras anatómicas de nuestra columna vertebral lo cual dificulta la capacidad de nuestro cerebro de  identificar de qué estructura anatómica proviene nuestro dolor.

Debido a todo ello el  médico o especialista especialista será el encargado de realizar un minucioso análisis de nuestro historial médico, realizar un exhaustivo examen físico. Todo esto junto con las conclusiones que pueda obtener al analizar los síntomas con el paciente le permitirá realizar un diagnóstico.

el dolor de espalda

¿Por qué se produce el dolor de espalda?. Para empezar vamos a entender qué es un dolor de espalda.

Existen dos tipos de dolores de espalda:

  • El dolor de espalda agudo, puede aparecer repentinamente, pero no suele durar más de seis semanas. Éste  puede ser causado por varios factores, por una mala posición, por una caída  o incluso por un mal gesto levantando peso.
  • El dolor de espalda crónico que dura más de tres meses , puede volverse la causa de una discapacidad para los afectados, alterando la posibilidad de llevar una vida normal e impidiendo que se lleven a cabo tareas cotidianas como trabajar, disfrutar de actividades sociales o realizar labores domésticas.

El dolor de espalda a menudo se desarrolla sin una causa que su médico pueda identificar con una prueba o un estudio de imágenes. Las condiciones comúnmente vinculadas al dolor de espalda incluyen:

  • Tensión muscular o ligamentosa. El levantamiento de pesas repetido o un movimiento incómodo repentino pueden tensar los músculos de la espalda y los ligamentos espinales. Si tiene una mala condición física, la tensión constante en la espalda puede causar espasmos musculares dolorosos.
  • Discos abultados o rotos. Los discos actúan como cojines entre los huesos (vértebras) en su columna vertebral. El material blando dentro de un disco puede abultarse o romperse y presionar un nervio. Sin embargo, puede tener un disco abultado o roto sin dolor de espalda. La enfermedad del disco se encuentra a menudo de manera incidental cuando se realizan radiografías de la columna por algún otro motivo.
  • Artritis. La osteoartritis puede afectar la espalda baja. En algunos casos, la artritis en la columna vertebral puede llevar a un estrechamiento del espacio alrededor de la médula espinal, una condición llamada estenosis espinal.
  • Irregularidades esqueléticas. Una condición en la que la columna vertebral se curva hacia un lado (escoliosis) también puede provocar dolor de espalda, pero en general no hasta la mediana edad.
  • Osteoporosis. Las vértebras de su columna vertebral pueden desarrollar fracturas por compresión si sus huesos se vuelven porosos y quebradizos.

Cómo prevenir el dolor de espalda

El mejor remedio para el dolor de espalda es la prevención.

Consejos para mantener la espalda sana y fuerte:

  1. Realizar ejercicio frecuentemente:
  • Las actividades aeróbicas regulares de bajo impacto, aquellas que no fuerzan la espalda, pueden aumentar la fuerza y ​​la resistencia en esa zona y permitir que los músculos funcionen mejor.
  • Caminar y nadar son ejercicios muy apropiados por su bajo impacto.
  • Es importante hablar con su médico sobre las actividades que puede realizar.Trabajar musculación y flexibilidad:
  • Es importante realizar ejercicios de los músculos a abdominales y de la espalda baja  para que fortalezcan su núcleo. De esta manera se ayuda a acondicionar estos músculos para que funcionen juntos como un corsé natural para la espalda.
  • La flexibilidad en las caderas y la parte superior de las piernas.
  • Si no se dispone de tiempo se puede realizar ejercicio pasivo en una plataforma vibratoria
  • El médico o fisioterapeuta puede aconsejarle los ejercicios más adecuados.
para el dolor de espalda ejercicio

2. Mantener un peso saludable:

  • El sobrepeso hace que los músculos de la espalda sufran.
  • Si se tiene sobrepeso, adelgazar puede ser una buena solución para prevenir el dolor de espalda.

3. Evitar movimientos bruscos que tuerzan o tensen la espalda.

4. Estar de pie correctamente:

  • Mantener una posición pélvica neutral. Si debe permanecer de pie durante largos períodos, coloque un pie en un reposapiés bajo para quitar algo de la carga de su espalda baja. Pies alternos.
  • Una buena postura puede reducir el estrés en los músculos de la espalda.

5. Sentarse adecuadamente. 

  • Elegir un asiento ergonómico con un buen soporte para la parte baja de la espalda, apoyabrazos y una base giratoria. (Colocar una almohada o una toalla enrollada en la parte baja de la espalda puede mantener su curva normal).
  • Mantenga sus rodillas y caderas al nivel.
  • Cambie su posición con frecuencia, al menos cada media hora.
para el dolor de espalda
  • 6. Levantar peso inteligentemente.
  • Hay que evitar si es posible, levantar objetos pesados. Si debe levantar algo pesado, deje que sus piernas hagan el trabajo.
  • Mantenga su espalda recta – no se tuerza – y doble solo las rodillas.
  • Sostenga la carga cerca de su cuerpo.
  • Busque ayuda en un compañero para mover pesos pesados
dolor de espalda
This div height required for enabling the sticky sidebar